Nada ha cambiado

Inmersos en una crisis, los que manejan el dinero público siguen pensando que esto no va con ellos y malgastan recursos de una manera abrumadora. Mientras tanto se cierran servicios públicos básicos (sanitarios, transporte, etc) y ellos siguen malgastando y derrochando un dinero que no es suyo.

Por primera vez saldremos del Pirineo para comentar la “pérdida” de material tecnológico de los congresistas. Si lo hacen en Madrid, qué no harán aquí, con menos ojos mirando. Por suerte ha aparecido la solución: www.apadrinauncongresistatorpe.com que ayuda a evitar estas pérdidas. Sólo comentar que de 300 y pico diputados, perdieron su Tablet unos 50. Cuando el congreso aprobó que no se les sustituiría, de repente aparecieron 20 y “sólo” 30 eran los perdidos. Lamentable.

Y hablando un poco de lo mismo, de gestores del dinero público que no gestionan bien sus recursos, nos encontramos con un ejemplo muy claro: la carretera Boltaña – Broto – Biescas.

Hace pocos años se hizo una importante obra de reasfaltado que, increíblemente, perduró varios años, es decir, que no “pintaron” de asfalto la carretera original y pusieron una buena capa. Pues bien, pocos años después (¿3, 4?) la levantan de nuevo y la ponen patas arriba. Si esta última obra era necesaria, ¿por qué no se hizo antes? ¿por qué esas personas que despilfarran el dinero público no son castigadas? Ya sabemos por qué.

Y al hilo del mismo tema, y como no podía faltar a las alturas del año que nos encontramos, tenemos otro claro ejemplo de pasotismo con el dinero que no es suyo. A pocos días de una subida de temperaturas anunciada hace tiempo, las estaciones de Aramón (dinero de Aragón) se dedican a fabricar nieve con sus estupendos y antinaturales cañonazos de nieve. Me pregunto lo que consumirá cada hora cada uno de esos cañones. Tienen que ser unas cifras de vértigo entre electricidad, agua y mantenimiento de las bombas. Pues además, para reírse más de nosotros, lo anuncian a bombo y platillo en el Heraldo de Aramón (que les hace la publicidad gratuita) para que todos los demás lo veamos. Ahora se pueden ver en las cámaras unas manchas blancas sobre la hierba. Estupendo, como ellos no pagan la luz, sino que la pagamos entre todos, no les importa aumentar su deuda de noventa y tantos millones de euros. Nada ha cambiado. Sólo el número de parados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *