El gobierno de Aramón cambiará su plan geológico para permitir la unión Astún – Formigal

Fantástico, como el plan geológico, de protección de la naturaleza les molesta, pues se cambia. Seguimos en las mismas, vayamos al valle que sea. Un valle como es Canal Roya, lugar emblemático del Pirineo Aragonés, no da dinero, claro, con lo que lo mejor es llenarlo de pilonas y a la entrada apartamentos. Esta es la actuación que va a hacer el Gobierno de Aramón con nuestro dinero. Lo de siempre, pelotazo para 3 y trabajo precario para 20. Monocultivo, monocultivo… esquí, sólo esquí, no importa naturaleza, lugares de interés geológico, animales en peligro, valle glaciar, Anayet, ibones… todo es secundario, no saben sacarle jugo a lo que hay (un parque natural impresionante) y sólo saben potenciarlo colocando pilonas para unir las estaciones de esquí.Aquí nadie escarmienta. Los empresarios creen que va a venir la gallina de los huevos de oro (que en verano se larga, por cierto, y en primavera, y en otoño) y que se van a llenar sus hoteles… y nosotros, repitiendo lo mismo de siempre. Ordesa (Parque Nacional) es visitado por más de 600.000 personas al año sin una sola pilona. Parecido ocurre con Aigües Tortes, en el Pirineo Catalán. Existe un turismo que no necesita urbanizaciones, ni cables ni telesillas, pero claro, para obtenerlo hay que querer respetar la naturaleza, cosa que, no sé si por falta de cerebro o de ideas, nadie quiere.

El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón se halla dispuesto a modificar el borrador del decreto de Lugares de Interés Geológico, con el fin de reducir los condicionantes previstos para la zona de Anayet, los cuales se presentan como trabas insalvables para la unión de las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y Formigal, tan codiciada por los empresarios de la Jacetania. Parece que los lloros de principio de invierno les van a venir bien.

Técnicos del área de Medio Ambiente mantuvieron una reunión con delegados de la Asociación Turística del Valle del Aragón en la que transmitieron su compromiso de reformar el texto de tal modo que la unión física de los centros no choque con la normativa geológica. El anteproyecto incluye delimitaciones que llegarían al fondo del valle de Canal Roya y que impedirían la conexión entre los centros invernales. Como eso de zona geológica y protegida no es compatible con una estación de esquí, decidirán excluir parte de la zona afectada y más en detalle, a ceñirse a la zona volcánica del Anayet… hasta que alguien quiera poner allí un restaurante (alguien de Aramón, claro)

En concreto, el borrador del plan de protección geológica, en su artículo 12, contempla que las actividades que impliquen alteraciones morfológicas, la producción de ruidos o la creación de infraestructuras (entre ellas los remontes) se hallarán “prohibidas”. Esto se vería solventado si se hace una nueva delimitación de la zona, vamos, que dejamos la zona a la mitad de su superficie inicial y ya está, o sea, protegemos el Anayet y ya todos contentos. Precisamente, el texto advierte de que podrían implantarse instalaciones con carácter excepcional, aunque puntualiza que éstas se pondrían en marcha por debajo de 1.500 metros, y resulta que la zona más baja del valle supera esta altitud, con lo que se tendría que elevar los límites permitidos para la colocación de remontes.

¿Pero es que a nadie de verdad se le ocurre otra manera de invertir dinero en los valles del Pirineo que en el turismo de la nieve? ¿Y hacerlo para que se produzca un desarrollo real? ¿Nadie echa en falta otras formas o iniciativas, o al menos algún grupo que piense alternativas menos irreversibles, engañabobos e insostenibles? ¿Nadie piensa que el año tiene 12 meses, no 4? ¿NADIE?

Hay una alternativa, que sería un túnel, ni se plantea claro, porque es carísima, aunque sea la mejor y de menor impacto. Hasta ahí no llega el interés medioambiental de Aramón, que quiere las cosas a cualquier precio, siempre que el que pague sea otro. En este caso, el entorno.

También es de destacar el procedimiento: reunión a puerta cerrada y promesas personales. Viva la transparencia, el interés general, y los principios que instruyen a las administraciones públicas.  Tiene gracia que uno de los fundadores y gestores de Aramón haya acabado siendo consejero de medio ambiente de la comunidad. Debe de ser una coincidencia (triste coincidencia).

Palabras de nuestro consejero cuando era presidente de aramón: “http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=27712”: “El objetivo de Aramón es servir de plataforma de desarrollo del turismo en Aragón. No sólo nos vamos a ocupar de la nieve. Existen otras muchas formas de turismo que la comunidad puede ofrecer a nivel nacional e internacional y vamos a tratar de fomentarlas directa o indirectamente en base a tres parámetros: calidad, preservación del medio ambiente e impulso.” (declaraciones del 2/12/2002)

No solo nieve, calidad, preservación del medio ambiente e impulso, permítanme que me descojone a pulmón abierto.

En resumen: se va a desproteger una zona de interés natural para dar dinero a 4 empresarios y trabajo precario a una veintena de personas. ¿Eso, de verdad, es necesario? ¿No conocen la palabra “diversificar”? No da tanto dinero, claro, una zona natural. Además, recordemos que los empresarios del Pirineo bajan a Zaragoza a pedir por las calles, ya que se mueren de hambre.

Además, se practican reuniones sin considerar la participación ciudadana, ni el Foro 21, sin debate político… y para más risas, promesas de desproteger una zona natural hechas por un (mal llamado) Presidente de la Comisión de Medio Ambiente, que lo que tendría que hacer, precisamente, es PROTEGER, defender esa protección.

Con estas actuaciones lo que se demuestra es una gran incapacidad para hacer compatible el desarrollo con la sostenibilidad, así como un total y manifiesto desprecio a los valores naturales de la zona porque la investigación, la educación y otro tipo de turismo podrían también diversificar la economía. Para que el esquí sea sostenible, las actuaciones se basan en que no haya movimientos de tierra, que no se alteren los cauces fluviales y en la prohibición de crear infraestructuras en zonas de alta montaña. Pero Aramón, con todos sus millones, eso no lo sabe hacer.

No sabe que existen medidas de fomento y gestión que incluyen inversiones públicas para proyectos de conservación, convenios de colaboración con titulares de terrenos, régimen de ayudas, promoción de la investigación o el desarrollo de actividades de educación ambiental, además de la realización de labores de restauración y conservación.

Estas son otras vías que se pueden fomentar y en las que se puede también realizar una inversión pública, apostando por la creación de un Parque Natural que aglutine a Canal Roya y los macizos de Anayet ya que sería más beneficioso para la comarca que la unión de las estaciones de esquí. Eso, Aramón, Medio Ambiente, empresarios y otros ignorantes no lo saben.

Tampoco leen estos señores noticias como esta (porque lo que sale en la noticia le tocará a sus nietos, y éstos que apechuguen): http://www.radiohuesca.com/Hemeroteca/Noticia.aspx?codigo=500766

El cambio climático condicionará el futuro de las estaciones de esquí

El cambio climático hace difícil que la nieve llegue a las estaciones de esquí como hace 25 años. La falta de nevadas ha llevado, en otros países, a retirar inversiones previstas en centros invernales y destinarlo a otros proyectos. Una apuesta que debería hacerse también en el Pirineo Altoaragonés según la Sociedad Española de Ornitología (SEO-Bird Life). Esto es irrebatible, por mucho que pataleen los empresarios.

El futuro de las estaciones del pirineo oscense es malo debido a esta situación de cambio climático. Por ello inversiones como las que se hicieron en Candanchú y Astún deberían haber sido destinadas a otros proyectos de conservación de la naturaleza, como la ampliación del Parque Nacional de Ordesa o, hablando del tema, creación del Parque Anayet – Partacua.

Además, desde SEO-Bird Life han mostrado en reiteradas ocasiones su oposición a la ampliación de las estaciones de esquí, como la de Cerler por Castanesa. La dudosa viabilidad económica, el grave perjuicio para los hábitats protegidos o la constatada recesión de la nieve a causa del cambio climático son los pilares fundamentales de esta posición.

 

 

2 thoughts on “El gobierno de Aramón cambiará su plan geológico para permitir la unión Astún – Formigal

  1. Que se puede esperar, son juez y parte, quien tiene que decidir tiene interés directo en el asunto. Y la gente que nos quedamos encandilaos y abobaos cuando oimos las monedas en el bolsillo, que luego resulta que no es en el nuestro, es en el de otro (el de siempre). ¿Y que importa el cambio climático?, si lo importante es vender apartamentos para regocijo del socio banquero de ARRAMONT; si nieve o no nieva, que mas dá, no importa. Por favor, que se olviden del Sobrarbe, que no nos echen el ojo, por favor, por favor…..

  2. En Semana Santa estuve en La Canal Roya, una de las excursiones más bellas del Pirineo. Aún no entiendo cómo y qué quieren hacer los especuladores a costa de este maravilloso lugar. Supongo que dar vida a Astún, ahora que se ha quedado al pairo tras las salvajes ampliaciones de Formigal en Espelunciecha. Porque parece que a los jacetanos les mola más ir ahora al Valle de Tena que quedarse en el suyo. Los comerciantes de los valles se pensarán que van a aumentar sus ingresos, pero están ciegos, porque este es un ejemplo más de pan para hoy hambre para mañana, cuando el Pirineo esté tan destrozado que a nadie le apetezca ir a andar por la montaña. Porque los montañeros también dejamos algo ¿no? No he vuelto a ir a Espelunciecha en verano ¿para qué, para ver laderas destrozadas, pilonas,caminos de grava y maquinaria trabajando ¿Qué pasó con los sarrios de Espelunciecha, que pastaban a unos metros mientras te comias el bocata junto al lago? Adiós al Canal Roya, otra muesca más en la culata de la escopeta de Aramón. Y mientras tanto, los remontes de Izas, en Formigal, son los mismos de la inaguración de la estación; pero es mejor invertir en extenderse, en destrozar más valles, que en invertir en la mejora de las estaciones. Es mejor invertir en la obra faraónica de la autopista Mudéjar a su paso por el puerto de Monrepós para ganar 10 minutos en un trayecto,favorecer la masificación de los pueblos del Pirineo y parar en seco infraestructuras mucho más necesarias con el pretexto de la crisis económica. Al Gobierno de Aragón, socialistas ellos (¡qué ironía!), sólo le queda sacar a concurso el proyecto de un Requien por el Pirineo ¿Hay algún candidato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *