ERES en Ribagorza

Tanto dinero para unas cosas y tan poco para otras. Resulta que mientras quieren gastar 400 millones de euros en un supuesto negocio de 4 meses (el negocio es el inmobiliario, que tampoco son buenos tiempos para eso), una empresa que trabaja 12 meses al año (que es lo que se debería potenciar), tiene que hacer un ERE a sus trabajadores. Noticia extraída del diario del alto aragón.

La embotelladora de las Vilas del Turbón presenta un ERE

Afecta a 12 de sus 15 trabajadores por un periodo de 180 días

La planta embotelladora de las Vilas del Turbón, ubicada en el municipio de Torre la Ribera, ha presentado un Expediente de Regulación de Empleo temporal que afecta a doce de sus quince trabajadores. El ERE, de 180 días, supone un varapalo importante para la Comarca de la Ribagorza, si bien el presidente y alcalde de Torre la Ribera, José Franch, se mostró moderadamente optimista dentro de la preocupación porque “es un agua que tiene una imagen de marca de calidad y está asentada y espero que pueda superar este bache temporal”.
La disminución de las ventas de agua embotellada, que ya motivó el cierre de la planta embotelladora de Aguas de Ribagorza (Grupo Pascual) en Graus en mayo de 2009, afectando a sus 25 trabajadores, es la causa de este expediente presentado en las Vilas del Turbón. Se trata de un ERE temporal, de 180 días, que afecta a doce de los quince trabajadores de la embotelladora, en su mayoría vecinos de los pueblos del entorno. En este sentido, el presidente ribagorzano reconoció que ha supuesto “un golpe duro para la comarca porque la mayoría de los trabajadores residen en los pueblos del entorno, en una zona escasamente poblada donde estos cierres cobran más importancia”. Franch manifestó, a pesar de la preocupación por la situación, su confianza en que se trate de una situación temporal y la embotelladora supere el bache porque “tiene una imagen de marca de calidad plenamente asentada”, apuntó. Además, el presidente aludió a las importantes inversiones realizadas en la planta recientemente, que hacen pensar en que “el grupo buscará una solución”.
El manantial de las Vilas del Turbón, ubicado a 1.500 metros de altitud junto al macizo del Turbón, se explota desde 1931, cuando se creó una sociedad anónima con tal fin y se construyeron las primeras instalaciones. El Agua de las Vilas del Turbón fue declarada minero medicinal en 1958. En 2003, la planta embotelladora, que comercializaba entonces entre 15 y 20 millones de litros al año, fue adquirida por el grupo Cobega S.A., vinculado a Coca-Cola, que inició un proceso de renovación industrial y tecnológica de las instalaciones.

Para muchos serán pocos empleos, otros dirán que es una empresa privada, pero esa empresa apostó por Ribagorza y ahora nadie le ayuda, como ocurre en otros lugares del Pirineo que no están agraciados ni tocados por la mano de Aramón (por ejemplo, el Hotel Ordesa en Torla también tiene que presentar un ERE hasta primavera). ¿Esto es un gobierno para todos?  No, es un gobierno para esquiadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *