Ha muerto el último oso autóctono del Pirineo

El último oso autóctono del Pirineo, Camille, ha dejado de dar señales de vida desde el pasado 5 de febrero, cuando una cámara automática lo fotografió caminando sobre la nieve junto a un bosque de la Jacetania, no se han vuelto a localizar huellas ni indicios del animal, el más veterano de la cordillera pirenaica.

Desde febrero, ninguno de los rastros, ataques a ganado y fotografías automáticas registrados en la región occidental del Pirineo son atribuibles a Camille, por lo que se puede concluir que el oso ya no está presente en la zona. Sí se han hallado indicios evidentes de la presencia de Nere y de Canellito, los otros dos osos que, junto al ahora desaparecido, frecuentaban las montañas del Roncal (Navarra) y Hecho y Ansó (Huesca).

Con la muerte de Camille, desaparece también el último oso de cepa autóctona del Pirineo. El gen pirenaico tan solo pervive ahora en Canellito, un ejemplar mixto, hijo de un oso de origen esloveno y de la extinta Canelle, muerta el 1 de noviembre del 2004 por el disparo de un cazador en Francia.

Después del bucardo (para el que recordemos se creó el Parque Nacional de Ordesa) es la segunda especie de mamífero autóctono desaparecido en apenas 10 años. Esto dice mucho, muchísimo del Departamento de Medio Ambiente. Algo estamos haciendo mal cuando estamos dejando extinguir especies de tal manera que aunque llevaban miles de años habitando nuestras montañas han llegado a un punto que no pueden vivir en ellas.

De todas formas, leyendo comentarios realizados en la prensa, a la gente en general no le importa que desaparezca una especie. Para la cultura popular no es un ejemplo de biodiversidad ni de protección al medio ambiente. Se trata de un animal que ataca rebaños (alegan que los pastores también son una especie en peligro de extinción), y que no da beneficios, como podría dar una estación de esquí (también la piden para Hecho y Ansó). También llegan a decir que todo ese dinero que se ha “malgastado” en intentar mantener al oso se podría haber invertido en el ser humano. El mismo ser humano que se ha cargado osos, lobos, linces, bucardos, etc, etc…

No sé que me da más tristeza, si la desaparición del oso autóctono del Pirineo o la poca inteligencia de esos comentarios. Y sobre todo que la gente ha sido capaz de escribirlos sin ningún tipo de vergüenza.

One thought on “Ha muerto el último oso autóctono del Pirineo

  1. Si con la poca población que queda en los Pirineos, los osos no sobreviven, los sarrios que no se cazan, tienen plagas (queroconjutivitis, creo) los buitres los alimentamos con camiones de sobras de carniceria, (y ahora atacan al ganado)y algun ecologista con plaza fija del Gobierno de Navarra, puso una ZEPA en el Pantano de Itoiz, esta claro, algo va mal, y desde luego no es por los últimos habitantes de los Valles, ¿tal vez sea el desenfoque de gestión que se hace desde las ciudades?
    ¿Tal vez no necesitemos tantos salva…..?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *