¿Tan difícil es hacer las cosas bien?

Cuando te dan una alegría (de las pocas que dan) de que arreglan un sendero, colocan cartelitos, crean rutas temáticas, etc, siempre te hace ilusión. Pero a mí, personalmente, también me corroe la duda de si todos estos trabajos también vienen con regalitos, bolsillos grandes, favores, etc… siempre me entra esa duda. Por ejemplo, corren rumores extraños sobre algunas obras a realizar en un pueblo de Sobrarbe (concretamente un edificio grande para jugar a la pelota dentro).Parece que esa obra dará que hablar. Se comenta que hubo un pleno de Ayuntamiento movido, con amenazas, pataletas (“lo quiero yo!!, lo quiero yo!! como lo hagas tú me chivo!!!”) y tal. Interesante. También es curioso comprobar cuánta suerte tienen algunos con la cesión de obras municipales. Curiosamente las hacen concejales de Ayuntamientos… ¡¡qué suerte tienen oye!! Por la comarca esta también ha habido movidas con obras. Se presentaba un humilde obrero y un concejal… qué suerte, ganó el concejal por ser más barato, parece ser, pero mira tú por donde, la obra se le salió de madre (eso habría que verlo) y entre los vecinos del pueblo hubo que apoquinar el resto de la obra… qué cosas pasan en estas riberas del Ara y el Cinca. Como a este concejal le den más obras va a arruinar a todo el pueblo oye!!

Pues bueno, que me salgo del tema. El caso es que en un pueblecito de Sobrarbe medio abandonado (no de habitantes, sino de servicios) resulta que para que les haga más ilusión y no se quejen tanto de que quieren un CONTENEDOR AMARILLO PARA PLÁSTICOS, pues les han puesto un cartelito explicando lo majo que es el pueblo. El cartelito en cuestión no es un plano en A0 bajo un tejadillo de losa y con madera de nogal, no crean ustedes, no… es uno tamaño DIN A4 colgado en la primera casa del pueblo según entras recto por la plaza. Bueno, oye, está bien, muy majos estos políticos oye (de nuevo te corroe un poquito por dentro esa sensación de si se darán legalmente las obras estas pagadas con el dinero público)… pero con esa ilusión, los habitantes se acercan a leerlo con entusiasmo a ver qué dice el cartelito.

ZAS! la primera en la frente, y bien grande, tamaño 24 por lo menos, o 36.

BORRATRE.

Por mucho que miro en los mapas no encuentro ese sitio, ni en Sobrarbe ni en el mundo entero…

Se nota que los que lo hicieron (firma Guza producciones, perdón, Guza Naturaleza) no perdieron mucho tiempo en repasarlo antes de llevarlo a imprimir. ¿Lo van a cambiar? ¿O mejor, que pongan pasta entre los vecinos para cambiarlo? O MEJOR AÚN, QUE CAMBIEN EL PUEBLO DE NOMBRE?

BorraStre

BorraStre

Un saludo a Angel que me pasó la información.

2 thoughts on “¿Tan difícil es hacer las cosas bien?

  1. Hola, Gab. Ya lo han cambiado… les ha costado un poco pero lo han rectificado, no todo va a ser malo!!

  2. Lo de estos ayuntamientos es vergonzoso. En el mío, en Fiscal, no hay obra municipal en que no trabajen las máquinas del Alcalde, que no sé si es legal o no, pero desde luego es muy poco ético, por supuesto es mejor que trabajen las empresas de mi pueblo, pero no está bien ser el Alcalde y hacer las obras, hay que decantarse entre el trabajo o la política, cuando se mezclan las dos aparece la corrupción o cuando menos la duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *