Unión de Canfranc, Astún, Candanchú y Formigal. Jajaja que me parto.

La unión de Canfranc, Astún, Candanchú y Formigal convertiría a la zona en la octava potencia mundial del esquí, jajajaja!!

Comienzan las rebajas de verano. Parece que con esa excusa se creen que también se rebaja el cerebro del contribuyente. O eso piensan los políticos – empresarios o el cerebro rebajado lo tienen ellos mismos y creen que los demás somos de su condición. Resulta que si unen todas esas estaciones y pueblos seremos la ¡¡¡octava potencia mundial del esquí!!!. Olé tus huevos, con un par… ya no mola estár en el G20 o el G8, nono… lo que mola es ser LA OCTAVA POTENCIA MUNDIAL (del esquí, ojo, no de riqueza, de empleo, de protección medioambiental, por poner ejemplos…).Se plantean dos alternativas para unir Astún y Candanchú, siendo el coste de una de ellas 25 millones de euros y el de la segunda 46 millones de euros. A ello habría que sumar otros 12 millones de euros para la unión con Formigal. Este proyecto supondría la creación de una superficie esquiable de más de 200 kms en el Pirineo aragonés, convirtiéndose en la octava potencia mundial en el sector de la nieve, con una capacidad para 46.000 esquiadores por día.

Dentro de las propuestas presentadas, la opción A contempla la unión de Canfranc, Candanchú y Astún y la llegada a la zona de la Raca. El presupuesto es de 25 millones de euros, y tendría una duración de 23 minutos. La opción B es la unión de Canfranc, Candanchú , a traves de la zona del Tobazo y la llegada a la base de la estación de Astún. El coste sería de 46 millones de euros. Esta opción tiene más ventajas, ya que habría menos problemas relacionados con el viento.

En la segunda parte se contempla la unión de Astún con Formigal, a través de Canal Roya. Su coste sería de 12 millones de euros. Esta opción es técnicamente viable, pero habría que realizar más estudios medioambientales y de avalanchas. En esta zona, además de la unión con un remonte mecánico, habría un nuevo espacio esquiable, reservado para esquiadores de nivel medio-alto.

Nos hablan también de sueños que se cumplirán, que vendrá todo cristo a esquiar y a urbanizar, etc, etc (los pobres se mueren de hambre). Pero yo quiero dar unos pequeños matices, que mi cerebro no está de rebajas.

Para ser la octava potencia mundial (o la séptima o la primera) en esquí no sólo hacen falta apartamentos a pie de pista (miles, eso sí), cables por todas partes, pilonas por valles protegidos y todo eso, también hace falta una cosa importante: NIEVE (natural, no artificial, que eso es un engañabobos).

Como los empresarios del esquí tienen memoria de pez no recuerdan que hace 5 años quisieron pedir zona catastrófica el Valle del Aragón porque no nevó una mierda (ojo que hay que tener poca vergüenza) y ahora nos vienen, porque ha habido un par de años generosos en nieve, con que hay que unir todo lo unible para ser la potencia mundial y el copón bendito. Pero no, a unir, a unir estaciones, a plantar pilonas por todas partes a ver qué pasa… como tendremos 200km esquiables vendrán de todas partes, hasta los de Aspen o Alpes dirán que nanay, al Pirineo, que es la leche… joer, 46.000 esquiadores por hora… cágate lorito.

Bueno, cuando vengan otros 5 años de sequía y sin nieve ya veremos lo que ocurre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *